Mediodías: de lunes a sábados de 13h a 16h
Noches: de miércoles a sábados de 20:30h a 23:30h
He leido y acepto el aviso legal
Quiero recibir vuestras noticias
Reserva

Carpaccio, ¡un plato perfecto para el verano!

Durante los meses de verano nuestros paladares y estómagos piden cosas distintas al resto del año. Los platos fríos resultan mucho más apetecibles que los guisos invernales, ya sea en forma de sopas, ensaladas o carnes y pescados sin cocción. En estos últimos nos queremos fijar hoy, en concreto en los carpaccios, una de las preparaciones más populares de la cocina italiana. ¿Quieres saber algo más sobre el carpaccio y cómo lo preparamos en L’Aldilà? ¡Sigue leyendo!

Un clásico de la cocina italiana nacido hace apenas medio siglo

El carpaccio parece una elaboración de toda la vida, pero en realidad su creación tuvo lugar en 1963. El responsable fue Giuseppe Cipriani, propietario del emblemático Harry’s Bar de Venecia, por donde transitaron los rostros más populares de la época. Uno de ellos era el de la condesa Amalia Nani Mocenigo, también protagonista de esta historia.

Carpaccio, un plato perfecto para el verano - Vittore Carpaccio y Giuseppe Cipriani
Vittore Carpaccio, quien da nombre al plato, y Giuseppe Cipriani, su creador

La condesa era amiga de Cipriani y un día acudió a su establecimiento con una orden de su médico: debía dejar de comer carne cocinada. Al cocinero se le ocurrió una forma de que la tomara cruda y se hizo con un solomillo de buey fresco. Lo cortó en las láminas más finas que pudo y lo acompañó de una salsa llamada universale, que consistía en una especie de mayonesa aliñada con mostaza y salsa Worcestershire.

El plato fue un éxito, aunque aún no tenía nombre. En esos días el Palacio Ducal de Venecia acogía una exposición del pintor renacentista Vittore Carpaccio y a Cipriani, como amante del arte italiano, se le encendió la bombilla. Las obras de Carpaccio mostradas tenían una profusión por el uso de los tonos rojos, tan presentes en su invención, y decidió dedicarle el plato al pintor.

Vittore Carpaccio - Visione di Sant'Agostino
Visione di Sant’Agostino, de Vittore Carpaccio

¿Cómo lo preparamos en L’Aldilà?

El carpaccio ha evolucionado desde su primera receta, pero el principio sigue siendo el mismo: láminas muy delicadas de la materia prima y un aliño que ayude a impulsar su sabor. Se elaboran generalmente con carne o pescado, a lo que se añaden gotas de aceite, sal y pimienta y se pueden incluir escamas de queso parmesano. A partir de aquí, ¡multitud de combinaciones según el chef!

Como resulta de lo más refrescante y ligero, pero también muy sabroso, en nuestro restaurante italiano en Poblenou nos encanta incluirlo en los menús del día de verano. Tenemos distintas variantes, dependiendo de los productos disponibles y también del propio menú en su conjunto. Sin embargo, podemos destacar tres de nuestros platos: el de piña, el de atún y el de pulpo.

Carpaccio, un plato perfecto para el verano - Jamón y piña

El primero resulta muy fresco y sorprendente. La carne que utilizamos es jamón crudo de Parma, laminado muy fino de modo que quede casi transparente. Se presenta sobre una base de láminas, también ligeras, de piña. En la parte superior colocamos unas hojas de rúcula y todo se aliña con aceite de oliva y vinagre balsámico de Módena. La combinación resulta muy equilibrada y jugosa, uniendo los toques salados del jamón, el dulzor de la piña y los matices amargos de la rúcula. En verano, ¡es siempre una opción acertada!

El segundo plato seleccionado está a medio camino del carpaccio y el tartar. La base del plato son láminas muy finas de tomate sobre la que situamos atún fresco y desmigado. Lo acompañamos de olivas negras, alcaparras de Pantelleria I.G.P. y unos sutiles aros de cebolla. Unimos todo con los sabores inconfundibles del aceite de oliva y el balsámico, dando lugar a un plato frío pero suculento y perfecto para días cálidos.

Carpaccio, un plato perfecto para el verano - Atún

El tercer carpaccio es de pulpo (en la imagen de portada), que cortado de esta manera permite apreciar mejor sus matices más sutiles. Lo acompañamos de una brunoise de verduras y dos hinojos que dan un toque más aromático al plato. En este sentido, utilizamos el hinojo salvaje, que va sobre el pulpo, e hinojo hortícola, que son las láminas que aparecen en la parte superior. Este plato es muy ligero, pero no te dejes engañar: tiene mucho sabor y permite descubrir el pulpo desde una perspectiva diferente. ¡Pruébalo y repetirás!

En nuestro restaurante italiano en Poblenou elaboramos otras variedades de carpaccio que podrás ir descubriendo en nuestros menús del día. Y es que nos gusta ofrecerte platos como estos, adaptados a los días de verano y que no suelen estar en la carta. Cuando vengas, ¡pregúntanos y te sorprenderemos!

Deja un Comentario

Visítanos

Restaurante L'Aldilà
C/La Llacuna, 106-108
08018 Barcelona

T 934 85 64 61

Reserva mesa

He leido y acepto el aviso legal
Quiero recibir vuestras noticias